CIRUGÍA LAGRIMAL

Los conductos lagrimales bloqueados, ¿pueden presentarse en niños y en adultos?

Sí. Tanto niños como adultos pueden tener un conducto lagrimal bloqueado. Cerca de un 5% de los niños nacen con un conducto bloqueado. El 98% de éstos se abre espontáneamente para el momento en que el niño tiene un año. En los adultos, el lagrimeo crónico puede ser un síntoma de un conducto bloqueado. Esto puede ser causado por infecciones crónicas, inflamación, tumores y hasta piedras.

¿Cómo se tratan los conductos lagrimales bloqueados?

En niños, el conducto se sondea con un alambre muy fino que puede abrir el canal obstruido. A veces es necesario colocar un tubo plástico transparente y pequeño a través del conducto para mantenerlo abierto. En los adultos, se realiza un procedimiento denominado dacriocistorrinostomía. Esta cirugía ambulatoria se utiliza para crear una nueva abertura entre el saco lagrimal y la nariz, atravesando el conducto bloqueado.